cuidandote-y-cuidandome

Hoy en nuestra #genteDcuidado nos habla Pablo A. Barredo. Nos habla de lo fácil que nos resulta a veces, decirle a un cuidador que se cuide. Nos habla desde su experiencia y desde la experiencia de muchos.

A toda la comunidad de SECPAL, cuidadores y ex cuidadores, seres queridos dependientes y miembros de esta gran familia llamada ‘Humanidad’,

Cuántas veces le habremos dicho los miembros de nuestros sectores que son la medicina, la geriatría, las demencias, los cuidados y la atención social, a los cuidadores que se tienen que cuidar. Cuidadores y ex cuidadores, en cuántas ocasiones nos hemos tenido que oír la misma cantinela por parte de ellos, incluido de un servidor, que siempre ha abogado por el ‘qué fácil es decirle a un cuidador que se cuide pero que difícil es hacerlo’.

Y lo es. Es extremadamente fácil aconsejarle al cuidador que se cuide, que sin que tenga un buen estado de salud y de ánimos, el mismo y su ser querido afectado no podrán tener una buena calidad de vida. A todas estas personas que tan a la ligera nos han dado dicho consejo con toda su buena intención del mundo, el mío hacia ellos es, que aconsejen menos eso y que hagan más para que dicho cuidador pueda cuidarse como es debido.

¿O sois tan inocentes para pensar que los cuidadores no saben que tienen que cuidarse y están pidiendo a gritos, desde años, recursos, medios, apoyo y herramientas para que puedan hacerlo? Para que puedan conciliar sus trabajos, sus familias, sus obligaciones, sus “sacrificios” de dejarlo todo para atender a ese ser humano que los necesita, aún estando solos y no teniendo nada.

Aconsejemos menos y hagamos más por ellos. Preguntarles un simple ¿cómo estás? o escucharles aunque sea tan solo media hora al día.

Pablo A. Barredo

Presidente/Fundador

Fundación Diario De Un Cuidador

logo-fundacion-diario-de-un-cuidador